También en Ajo se encuentra el convento de dominicos de San Ildefonso, en el llamado barrio de Camino o del Convento. Para llegar hay que tomar la carretera con dirección al faro y abandonarla en un desvío hacia la derecha justo a la salida del núcleo principal de Ajo.

De el convento de San Ildelfonso queda la iglesia, del siglo XVI con retablo de piedra y el mausoleo con el bulto orante de don Alonso Camino, obra del arquitecto Pedro Gómez. La fachada está hecha en mampostería y sillería. Presenta tres arcos de medio punto por los que se accede a zaguán, ventanas en el primer piso y escudo de los Camino, fundadores en 1587 del convento.

A excepción de esta fachada, el resto del edificio no se encuentra en muy buen estado, aunque merece la pena visitarlo ya sea sólo por ver el hermoso paraje en que se encuentra situado. Saliendo del barrio del Convento, podemos disfrutar de una hermosa panorámica de Ajo y su iglesia parroquial de San Martín, la iglesia de Santa María de Bareyo y hermosas vistas a la ría de Ajo.