Construida a partir de 1592, es una obra gótico-renacentista de Alonso del Barrio de Ajo. Se trata de una obra monumental en la que trabajaron canteros de gran talla como Lope García de Arredondo y Vélez de la Huerta hasta su conclusión en 1640. La portada, el pórtico y la torre son posteriores, datando ya del siglo XVIII.

Está cubierta con bóvedas de nervadura gótica y se apoya sobre potentes pilares cilíndricos. Consta de tres naves que forman una planta de salón y cuatro capillas adosadas al conjunto, conservando el bulto funerario de don Pedro Llavad Camino.

Destaca el retablo mayor, del año 1626, realizado en estilo romanista y ensamblado por los maestros Rodrigo de los Corrales Isla y con esculturas de Huan Pobes Sierra y Juan de los Corrales. El resto de los retablos que podemos admirar en la parroquial están fechados entre los siglos XVII y XIX.