En la pequeña localidad de Güemes, situada al sur del municipio y en un verde paisaje de bosques y valles que contrasta con el ambiente costero de Ajo, encontramos otra magnífica iglesia de época renacentista, compuesta por una sola nave y cubierta por bóvedas de crucería góticas y capilla lateral adosada al lado del Evangelio. El 17 de Abril de 1677, el maestro escultor Andrés de Monasterio conseguía en subasta pública la adjudicación de su construcción, tanto en los aspectos arquitectónicos como escultóricos.

En su interior hay que destacar el retablo mayor barroco, del año 1677, atribuido al escultor Andrés de Monasterio Bárcena y la columna salomónica proviniente del famosísimo Taller de las Siete Villas. El retablo tiene la planta ligeramente ochavada y en el banco se disponen de cuatro carteles cactiformes apeando columnas salomónicas de cinco espiras, de las primeras empleadas en Cantabria. En su cuerpo, destaca la calle principal por su mayor anchura y por la profundidad de sus hornacinas. Desgraciadamente no se conserva la imaginería original. Se conserva también otro retablo barroco dedicado a Nuestra Señora del Carmen.