paisaje (6)Los diez kilómetros de costa que separan el Cabo de Ajo del acantilado de Brenas, son un lugar inolvidable por los escarpados acantilados y recoletas playas, donde destacan, además de la efigie del Faro y las playas de Cuberris y Antuerta, las impresionantes atalayas del Rostro, Cárcabo, Urdiales y Quintres.

paisaje (1)Punta del Rostro, en el Cabo de Ajo, es el punto más al norte de toda Cantabria. Podemos llegar por la carretera que nos lleva al Faro. Las atalayas de Cárcabo y Urdiales nos brindan unas inmejorables vistas de las playas de Antuerta y Cuberris, un maravilloso paseo nos permitirá disfrutar de la incomparable costa, así como sus magníficas praderas.

Para acercarnos a Cabo Quintres, el más impresionante y agreste de todos estos acantilados, cogeremos la carretera general con dirección a Santander y, una vez hayamos llegado al alto, nos desviaremos a la derecha, camino hacia la costa. Desde este excelente emplazamiento se puede ver al este el Cabo de Ajo y al oeste la Bahía de Santander.

Fauna

paisaje (9)Entre las aves que se pueden observar en el entorno de la ría de Ajo, declarada Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), se cuentan varias protegidas o en peligro de extinción, como la espátula (aquí se reúne el 50-75% de la población holandesa), el colimbo grande, el colimbo ártico. etc.

El listado de las especies incluye limícolas como el avoceta, el zarapito real (volancico) o el archibebe común; diferentes especies de correlimos; anátidas (que representan una de las poblaciones más numerosas en invierno) como el ánade cuchara, real, friso o silbón y la cerceta común; ardeidas como la garza real o la garceta común; y láridos como las gaviotas patiamarilla, sombría, reidora, charrán común…

Flora

Entre los árboles singulares que pueden verse aislados en fincas y parajes de Bareyo se cuenta el pino piñonero, que crece en ‘La Casona’, de más de tres metros de perímetro, o la gran encina que puede verse junto a la iglesia románica de Santa María de Bareyo. Es también destacable la abundante presencia del álamo temblón en Ajo y de las ciruelas silvestres en Bareyo, que florecen en febrero.

Otros lugares de interés

Uno de los puntos más atractivos de la costa de Bareyo es el Cabo de Ajo, que avanza sobre el mar entre el arenal de Cuberris y la desembocadura de la ría de Ajo. Se trata del lugar más septentrional de Cantabria, el único que sobrepasa los 43° 30´ de latitud Norte. Sobre la punta del Rostro se yergue desde 1930 el único faro de esta costa (entre el faro del Pescador de Santoña y el faro de la Isla de Mouro, frente a la península de la Magdalena en Santander).

paisaje (7)También presenta interés el Cabo Quintres, situado en el extremo oriental del municipio, en el que sobrevive el paisaje de prados y landas atlánticas. Se trata de un saliente de 132 metros que se proyecta y recorta sobre el mar desde el alto de La Atalaya y está considerado como uno de los acantilados más elevados de la costa cántabra.

En el interior es reseñable el Valle de Güemes, que se extiende entre breves montes y colinas, cuyo punto más elevado alcanza los 230 m. Está recorrido de oeste a este por una serie de arroyos (Liermo, Las Calderas, Cabra, Rumego), que se unen y desembocan, ya dentro del término de Meruelo, en el río Campiazo.