Un remanso de paz

Disponemos de un entorno ideal para los amantes del campo y los de la playa. Rodeados por una finca de más de 60.000 m2 de prados y bosque autóctono (encinas, avellanos, castaños, acacias, cagigas, laurel, etc.) y a pocos metros de la ría de Ajo. Las viviendas han sido construidas a partir de una casa solariega manteniendo la tipología constructiva rural de la época pero sin renunciar a las comodidades actuales.

Todos las viviendas disponen de cocina completa, salón comedor, uno, dos o tres dormitorios con armarios empotrados, calefacción con caldera estanca de gas individual, parcela de terreno y hermosas vistas desde cualquier punto de la casa pudiendo perderse la mirada en la cordillera cantábrica sin más distracciones que la propia naturaleza.

TODAS LAS VIVIENDAS DISPONEN DE

  • Baño con Ducha
  • Calefacción
  • Dormitorios equipados
  • Lavadora
  • Frigorífico-Congelador
  • Aparcamiento
  • Salón-Comedor
  • TV
  • Vitrocerámica

Las viviendas se ofrecen en alquiler para todo el año

CONTACTAR PARA MÁS INFORMACIÓN